vertido cero


Instalación de Osmosis para la depuración con vertido cero

La tecnología de osmosis inversa, aplicada a determinados vertidos, permite operar con elevadas concentraciones, produciendo agua desionizada privada de sustancias orgánicas y un ultraconcentrado que periódicamente será descargado y entregado directamente al gestor de residuos o concentrados por medio de evaporización.

Con este sistema podemos obtener el “ Vertido Cero”.

El punto de equilibrio estará representado por la concentración iónica de los vertidos que debe ser estrictamente evaluada antes de decidir tomar esta vía: obtener altas concentraciones iónicas podrían hacer el proceso no rentable económicamente.

Con respecto a una instalación de osmosis inversa convencional, estas instalaciónes para el ”Vertido Cero” se caracterizan por el hecho de que trabajan en un circuitos cerrado del concentrado con un gradiante de salinidad creciente y por tanto con presiones de trabajo elevadas.

Es por tanto muy importante la correcta evaluación de las condiciones operativas (PH, conductividad, presión) que deben ser monitorizadas con los instrumentos oportunos y mantenidas dentro de los rangos adecuados mediante la dosificación de los oportunos productos químicos.

Evidentemente lo más importante de los vantajes obtenido con esa aplicación es de no haver ningúna exposición con las autoridade que inspeccionan la calidad de el descargado: frecuente, por muitos empresarios, ese aspecto es muy más significante de la devoluccíon de el dinero.

El objetivo puede ser alcanzado consiguiente a dos esquemas de aplicación:

  1. concentración directa con membranas seawater
  2. dupla fase de concentración con membranas brackish water y seawater

 

1. Cuando la concentración de los contaminantes y la salinidad son bajas

 

 

 

 

2. Cúando los volumenes para el tratamiento son muy elevados

 

 

 

 

Cuando las concentraciones de contaminantes y la salinidad de los lavados son muy bajas, es posible alcanzar con solo una fase de osmosis inversa unas proporciones de concentraciones elevadas, mientras que las descargas de concentrado pueden enviarse directamente, o previa reducción con evaporador, al gestor externo, con un alto porcentaje de recuperaciones de agua superior al 90%.

Las aplicaciones industriales de nuestros procesos para la recuperación de aguas de los vertidos industriales, quedan descritas en el siguiente esquema, el cual representa todas las fases de concentración hasta alcanzar el “vertido  cero”.

Este proceso general puede aplicarse parcialmente, deteniéndose después del sistema químico-físico, o después de la segunda fase de osmosis, antes de llegar al evaporador final.

Generalmente este ciclo es aplicado en instalaciones de medianas a grandes dimensiones o cuando los concentrados resultantes de la primera fase de osmosis son considerables y necesitan un posterior tratamiento químico-físico, el cual también tiene la función de eliminar las cargas contamientantes de los concentrados generales, permitiendo la aplicación de una segunda fase de osmosis a alta presión, para reducir posteriormente los volúmenes a eliminar.

Si finalmente fuese necesario, esta carga final pasaría a un evaporador para una mayor concentración antes de la definitiva entrega al gestor obteniéndose de esta manera el “vertido cero”

Copyright 2005-2017 - Tecn.A. - Website design by Roberto Delpiano